Como Hacer Patatas a lo Pobre

  • Patatas a lo Pobre
    Tradicional

  • Patatas a lo Pobre
    con Huevo

  • Patatas a lo Pobre
    con Pimientos

  • Patatas a lo Pobre
    con Nata

  • Patatas a lo Pobre
    con Tomate


  • "Como Hacer Patatas a lo Pobre"

    Como Hacer Patatas a lo Pobre





    Aquí os dejamos un resumen de la preparación de una receta de patatas a lo pobre de forma tradicional. En la página principal puedes encontrar todo tipo de recetas de este plato detallados paso a paso por si necesitas hacerlas en casa.

    Como Hacer Patatas a lo Pobre:

    Esta receta es ideal si tienes poco tiempo para cocinar, ya que en poco tiempo y sin demasiada dificultad puedes preparar un plato muy rico y completo, que además te puede servir como acompañamiento de alguna otra preparación que tengas lista. Ya verás que rica te queda y que fácil es hacerla. Vamos con la receta.

    Lo primero que hay que hacer es lavar, pelar y cortar los ingredientes. Los ajos los cortamos en láminas más bien gruesas, las patatas en rodajas de medio centímetro aproximadamente, y las cebollas y pimientos en tiras de un tamaño similar.

    Primero vamos poner a pochar los ajos y la cebollas en una sartén amplia, con aceite de oliva virgen, el suficiente como para que se doren los ingredientes, pero sin llegar a cubrirlos como si fuéramos a freírlos. Echamos un poco de sal y tapamos la sartén, y dejamos cocinar unos minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando.

    Cuando comiencen a dorarse y pocharse las cebollas, añadimos las patatas en rodajas, corregimos el punto de sal y de nuevo mantenemos el fuego suave y la sartén tapada. Vamos a remover de vez en cuando para que se vayan cocinando bien todos los ingredientes y no se peguen. A los pocos minutos, cuando las patatas estén un poco blandas, echamos un chorreón de vinagre.



    A los 20 minutos aproximadamente de haber echado las patatas pinchamos las mismas para comprobar que están tiernas, y si es así ya tendremos las patatas a lo pobre listas para apartar y comerlas. Intenta que queden tiernas pero sin que se lleguen a romper, ya que le darían mala vista al plato. Y a disfrutar de esta rica receta.